Anyora Bodega, Valencia. Abril 2.017

Conocía la apertura de este local en el barrio de Canyamelar en Valencia, y tenía la certeza de estando quien estaba detrás este proyecto tenía que ser muy interesante. Roman Navarro, dueño del restaurante Tonyina en Valencia se acerca al mar y abre Anyora.

Como ellos dicen, Anyora es "una bodega de vins i menjars de sempre" (una bodega de vinos y comidas de siempre. Mientras que Tonyina es fusión, aquí es tradición, sencillez, cocina de casa, seleccionando a sus proveedores, buscando destacar por el producto. Detalles como la mención en carta de quien le abastece para preparar sus platos ya nos indica algo. Tenía ganas de ir, y no me ha defraudado. 


Situada en el carrer d'en Vicent Gallart nº 15, cuando llegas lo primero que ves es el mural pintado en su exterior. No tiene perdida.


El local es bonito y coqueto, decorado con el espíritu de la bodega que ya existía aquí desde hace tiempo. El letrero de la puerta... bodega 1.937 lo dice todo. Según entras, larga barra donde tomar el aperitivo o tomar algo mas serio, y mesitas frente a ella. Al fondo la cocina y más al fondo y una especie de pequeña zona reservada donde hay otras dos mesas.


Me encantó la nevera de puertas de madera y cristal. Aquellas neveras de antaño que recuerdo de cuando pequeño.


Saludamos a Román y gente conocida por todos nosotros, provenientes de otros locales, que están en el equipo de sala. Hoy vamos acompañados por una pareja de grandes amigos nuestros y excelentes cocineros (ya sabéis que se os quiere Cris y Juan). Nos dejamos totalmente en manos de la cocina de Anyora, realizando un repaso por su carta. Todos los platos al centro para compartir.

Empezamos con unas banderillas de anchoa con aceituna gordal y su Petit vermut artesanal elaborado con vino Petit Verdot y macerado con hierbas de la Sierra de Mariola. Pocas cosas más típicas de una bodega. ¿Quizá una lata de las que tienen, suministradas por mi amigo Rafa Viguer de Central de Latas de su puesto del Mercado Central? 


- Bonito en media salazón con berenjena a la llama


- Croquetas de gallina y jamón.


- Servicio de pan de aceite.


- Pulpo a la plancha con salsa romescu. Tiernísimo.


- Atún rojo Balfegó con titaina de hierbabuena. ¿Parpatana? Al igual que el pulpo, muy tierno y sabroso. 


Dentro de la carta se incluyen algunos platos de casquería. Probamos dos de ellos.

- Oreja a la plancha con patata ahumada y mojo de hierbas.


- Crestas de gallo y langostinos a la espalda.


- Nuestro pollo al ajillo. Sobre una base de patata chascada, pollo deshuesado con patatas paja y jugo de ajillo


- El cordero feliz que desde Viver nos cría y nos trae Enrique. Cocinado a baja temperatura, al igual que el pollo.


Ya no podíamos mas, con lo que pasamos directamente al café un poco de Carmeleta (licor de naranja de Noema Orti y Javier Peiró), dejando pendientes para otra visita algún postre como sus natillas con galleta de canela o su flan de naranja y almendra.


Acompañamos la comida con Gratias Rosé 2.016. Rosado 100% Bobal procedente de selección de racimos, criado con sus lías y posterior paso por madera. Bodegas Gratias sin D.O. Bodega y viñedos en la zona de La Manchuela.


El resto de clientes se fueron marchando y al terminar el servicio nos quedamos charlando con Román y su equipo. Intentando escuchar lo mas posible cuando hablan los que saben.

¿Recomendable? Por supuesto. ¿Caro? Para nada. Como ejemplo, algunos precios... Vermut 2,50 €. bravas 4,50 €. Croquetas 2€ unidad. Oreja 7€. Atún rojo 12€, etc.



No hay comentarios:

Publicar un comentario